Publicado: 15 de Marzo de 2015

Si damos vueltas siempre a lo que no funciona, acabaremos agotados mentalmenteControlar los pensamientos negativos y tomar perspectiva posibilita el cambio y aminora el dolor  .

Sufrimos frustrados por lo que desearíamos que fuera y no es, por lo que esperábamos que hubiera sido y no fue, por lo que queremos que sea y no llega. Generamos pensamientos negativos repetitivos y nos anclamos en sentirnos víctimas, nuestro pesar aumenta y se vuelve adictivo. Cuando cavilamos mucho sobre lo que no funciona, nos agotamos mental y emocionalmente, acumulamos malestar y no podemos decidir con claridad. Si además nos anclamos en preguntas como “¿por qué sigues cometiendo los mismos errores?, ¿por qué me toca vivir esto?”, sentimos dolor, pena y rabia.

SEGUIR LEYENDO
https://www.psicologos-gijon.es/es/