Publicado: 24 de Abril de 2015

El abuso psicológico es un serio problema que cualquiera de nosotros puede vivir en algún momento. Por ello, es vital entenderlo para poder identificarlo y superarlo.

1. Las palabras tienen un gran poder

Aunque los golpes pueden romperte los huesos, las palabras pueden causar un daño progresivo y permanente. Las primeras veces que alguien te dice que eres estúpido, inútil o cualquier otro insulto te dolerá, pero si permites que esta conducta persista, terminarás aceptando que es algo natural. En este momento comenzarás a interiorizarlo y creértelo, afectando tu autoestima.

2. La culpa siempre recaerá sobre ti

El agresor te hará sentir que situación es culpa tuya. No importa lo que pase o los motivos, serás el máximo responsable. Tratará de convencerte de que su conducta es causada por algo que dijiste, hiciste o dejaste de hacer o decir. Sus argumentos serán tan creíbles que quizá no encuentres cómo debatirlos o no creerlos. Con el tiempo empezarás a tener miedo de que cada acción o decisión que tomes desate el enojo de tu agresor.

3. Dejarás de creer en ti

Como resultado de la culpa comenzarás a creer más en tu agresor que en ti mismo. Experimentarás sensaciones de dolor e injusticia y te enojarás por la forma en que eres tratado.Te harás preguntas como: ¿es razonable sentirse así? ¿estoy malinterpretando o exagerando la situación? ¿estoy equivocada? Esto se debe a que el abuso psicológico ha hecho que dejes de confiar en tu propio juicio. Seguir leyendo

https://www.psicologos-gijon.es/es/productos/