Publicado: 22 de Diciembre de 2015

Son los días más felices del año. En teoría. Estas fiestas también suponen una inagotable fuente de tensiones y estrés. Incluso de conflictos familiaresUna docena de consejos tan útiles como sencillos para hacer de estas fechas un momento más sano, entrañable y pacífico de lo que muchos esperan

En su origen, la Navidad es un símbolo de paz, un momento de encuentro, un tiempo para compartir, para ser más generoso, para visitar y estar en familia. Pero para muchas personas se ha convertido en una experiencia materialista. Se compra mucho, se bebe en exceso, se llora por los que no están, se viaja sin ganas para poder repartirse entre la familia política y la propia, y supone un trabajo adicional al organizar comidas, cenas y compras. Pero no se asuste, usted no está obligado a ser feliz en Navidad.

Seguir leyendo