Publicado: 18 de Marzo de 2016

Las personas tenemos fortalezas (capacidades, habilidades) y debilidades que conforman nuestro carácter y dependiendo de la cantidad de unas y otras, tendremos más seguridad en nosotros mismos o menos, eso puede hacer que nos veamos diferentes a los demás (con más colores o menos, más dulces o menos, más grandes....o menos).

Cuando las debilidades superan las fortalezas, la autoestima se resiente y nos sentimos inferiores a los demás, nos preocupa el qué dirán o el cómo nos ven. Además, a nivel profesional, nuestro trabajo no es tan bueno como el del resto de compañeros (o eso es lo que pensamos nosotros...)

Te sugiero un ejercicio que te ayudará a mejorar ese concepto y con ello tú autoestima:

Nadie dijo que fuese fácil, pero con esfuerzo y ganas, la autoestima se puede mejorar

EJERCICIO:

Coge una hoja en blanco, y realiza dos listas: una con tus fortalezas (cosas que haces o dices bien) y otra con tus debilidades.

Seguro que si no estás muy segura/o de ti mismo, la de debilidades será mucho más larga que la otra y por el contrario si tu autoestima es saludable, será al revés. Esto es un buen indicador: si estás en el primer grupo, debes empezar a trabajar y potenciar tu seguridad ¡YA! pues seguramente te afectará negativamente tanto a nivel personal (al conocer gente, en una cita, al relacionarte) como profesional (presentaciones en público, entrevista trabajo, con los compañeros, con el jefe, etc.).Seguir leyendo

https://www.psicologos-gijon.es/es/