Publicado: 27 de Junio de 2014

Las experiencias estresantes repercuten negativamente en la salud de los niños. Así lo afirma un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Florida (EE.UU.).

Para realizar el estudio, se analizaron los datos de la Encuesta Nacional de Salud en la Infancia (National Survey for Child Health) llevada a cabo en EE.UU., que recogía información de 96.000 niños relativa al número y tipo de experiencias adversas a las cuales se habían enfrentado, tales como el divorcio de los padres, las dificultades económicas, la violencia doméstica o la exposición a al abuso de drogas, entre otras.

Seguir leyendo