Publicado: 12 de Febrero de 2016

Superar una ruptura sentimental, independientemente de las circunstancias en que haya tenido lugar, es siempre un proceso arduo y doloroso; una etapa vital de duelo y redescubrimiento personal.

El tratamiento psicológico de apoyo a las personas que sufren los embates de la ruptura se puede abordar desde diferentes perspectivas, siempre teniendo en cuenta e integrando en la terapia las características particulares de cada caso.


Hoy quiero enfocar el artículo en el proceso de recuperación tras una ruptura traumática, es decir, aquella promovida por desencadenantes especialmente conflictivos o duros de asimilar psicológicamente, o aquellas en las que la relación previa a la separación fue mantenida con personas con rasgos dominantes o similares. Seguir leyendo
https://www.psicologos-gijon.es/es/